Cancer Coach

Qué es el COACHING

Imagen Autor
TRES PELÍCULAS PARA CONECTAR CON TU CORAZÓN
El CAMINO siempre es tuyo, pero TODOS te estamos ayudando.

Fecha: 20/03/2021

Imagen
MIS TRES ACCIONES consensuadas:
  1. La primera será hacer una locura: cuando pueda económicamente y haya movilidad entre provincias, me tiraré en paracaídas.
  2. La segunda ya la he puesto en marcha.
  3. La tercera es la que me depara el universo, me dejaré llevar.
Gracias te quiero ya, sin apenas conocerte.

Hola David, decirte que me sentí representada en las tres películas que me recomendaste (las tres disponibles en YouTube gratis), considero que estoy en la segunda.
 



1. PELÍCULA “LAS 9 REVELACIONES” = CONSCIENCIA.
La conexión con la naturaleza… que es parte de nosotros y nosotros de ella

La comencé a sentir este verano (tengo fotos de detalles que antes no prestaba atención, “¡no veía esa energía!”) como le sucedió al personaje en la película.

Las mariposas que me rodeaban en mis rutas me transmitían que me sucederían cambios ya que compartimos energías en una sola.

Imagino que por eso me rodeaban ya que mi energía no solapaba las suyas; disfrutaba al ver sus bailes alrededor mío.

Los “espíritus”, que yo considero energías, nos están acompañando siempre para ayudarnos, aunque a veces estemos ciegos por nuestra educación, creencias o simplemente miedo.

Si escuchamos NUESTRA INTUICIÓNAhí estarán.

La energía ni se crea ni se destruye.

Cuando eres CONSCIENTE de tu energía y la que nos rodea
 

2.  PELÍCULA “LA CABAÑA” = EL PERDÓN.
¿¿¿Por dónde empiezo??? jaja

Siento que “mientras no dejemos el pasado atrás con sus heridas” no podremos ver (más allá de lo obvio) ni tener PAZ.

Nos cuesta dejar, soltar y nos aferramos al dolor porque pensamos que es la única manera de aceptar la muerte, sin pensar que no es el fin.

Yo siempre he pensado que las personas que se van (muerte), se van al cielo y el cielo es estar al lado de las personas que te quieren y aman. La representación de la trinidad en la película me ha resultado muy amena y reveladora.

ESE JARDÍN SOY YO: un revoltijo de emociones, ideales, convicciones y contradicciones, un “all in one” jaja (un jardín que desde arriba se ve ordenado, hermoso y perfecto tal cual es… pero desde abajo se ve como un aparente caos vital).

Empecé EL PERDÓN, más bien comencé a llorar en el momento en que enterró a la niña, porque ENTENDIÓ el proceso de preparación, antes de poder cerrar esa herida.

También me transmitió la importancia de ESCUCHAR: creo que escucho, pero más a los demás que a mí misma, a MI CORAZÓN.

La EMPATÍA: esa que sintió el padre con su hija mayor cuando ella le dijo el sentimiento de culpa que sentía por su acción en el lago, la misma que sentía él por no haber estado pendiente de su hija pequeña y ese momento de COMPARTIR el amor que disuelve finalmente el dolor, se lo hace menos pesado. Solo el amor se puede compartir, el dolor solo se puede comprender.

Lo importante que es comunicarnos con los demás, con la naturaleza, el universo y con nosotros mismos.

Recuerdo que me daba “tristeza”, cuando trabajaba en el bar, al observar familias o parejas que casi no hablaban, no conversaban en toda la comida o cena. Pero yo en ese sentido SOY COMO ELLOS y como los protagonistas de la película: no cuento mis problemas o angustias a mi familia o amigos porque pienso que bastante tendrán ellos con lo suyo.

Cuando abrieron su corazón, y se comunicaron… TODO CAMBIÓ: y lo que les parecía tan obvio, cierto y real, tanto como doloroso y culpable de la realidad… de repente, se había por fin disuelto, se comprendía como irreal y podían ver la realidad como hechos que no deseaban juzgar, pues juzgar les alejaba de la realidad, les condenaba con el culpable al que querían separar y no podían encontrarse en su corazón pues habían olvidado amar.

La CASA sería nuestro corazón.

Si nuestras penas y dolor los gestionamos a través del y con AMOR, la herida se convertirá en una cicatriz y verla nos recordará el aprendizaje, como una muestra de crecimiento en un cuerpo incólume y perfecto tal como evoluciona y aprende, que la tendremos siempre con nosotros, pero será con TERNURA.

Algo que me entristecía mucho era el no haber podido despedirme de mi madre (como sucede también en la película). Por mis once años, tampoco me dejaron ir al funeral. Me arrepentí siempre de no salir corriendo de casa de mi abuela y bajar a la iglesia (aunque no me lo habían dicho aún, dentro de mí sabía que era ella en ese momento). Pero hubo alguien que me enseñó una técnica (rectifico, más bien me dio a conocer): el reiki, con la cual logré conectarme con ella, y mi corazón encontró la PAZ.



3.  EL GUERRERO PACÍFICO = EL AHORA.
“Tomarse las cosas a pecho” nunca nos dejará actuar con libertad. “Nadie debería sentirse más que nadie” ya sea por sus estudios, dinero, posición social-laboral o habilidad única, porque todo puede cambiarnos en décimas de segundo y poner nuestro “mundo” patas arriba. “Nada está asegurado”; “todo es perecedero”.

La importancia de la constancia y perseverancia, de no dejarnos cegar por el desánimo o frustración e incluso la rabia. Einstein, Severo Ochoa, Picasso, Alekséi Yagudin (campeón olímpico como patinador artístico), Rafa Nadal… han sido constantes en lo que han hecho a pesar de las adversidades porque han creído en ellos, porque CREEN en sí mismos.

El protagonista de la película se cegó por ver que sus expectativas se habían truncado por su lesión. Entonces todo cambió, cuando convirtió su rabia en algo productivo, y logró ser CONSTANTE EN CENTRARSE EN LO QUE PODÍA HACER Y NO EN LO QUE NO PODÍA.

Eso es lo que aplico en yoga. Progreso en las posturas y en ser paciente conmigo misma y con mi cuerpo y dejar de fijarme en el progreso de las demás.

No tener ansia de cuándo podré lograrlo, sino de DISFRUTAR EL AHORA, disfrutar el camino. Pues, como dicen en la película, “NUNCA SÉ LO QUE ME VOY A ENCONTRAR”. Me falta aplicarlo a mi vida diaria.
 

 
C O N C L U S I Ó N
 
Los protagonistas de las películas son CONSCIENTES cuando se encuentran en situaciones de alta angustia, desesperación… al estar en la antesala de la muerte:
  1. Escenas de “Las 9 revelaciones”: Cuando está al borde del abismo sin salida y cuando eres capaz de ser todo uno, recibes la energía y tu “yo verdadero” ve la conexión
  2. Escenas de “La cabaña”: cuando eres capaz de perdonar a los demás y a ti mismo, tu corazón será puro amor.
  3. Escenas de “El guerrero pacífico”: cuando está al borde de la cornisa para intentar suidarse; cuando entra en coma debido al accidente; y cuando eres capaz de aceptarle con tus limitaciones y disfrutar del camino de la vida, con sus subidas y bajadas, sin expectativas, vivirás el momento y el ahora, la vida es una aventura.
Somos energía conectada con un Todo, que los físicos llaman Universo y otros llamaron de otra forma.

Las tres películas me han transmitido en diferentes formas la divinidad del Todo, del Universo:
  1. La primera como el poder energético de todo lo que nos rodea,
  2. La segunda en forma de la trinidad y el perdón.
  3. La tercera el poder de la meditación y vivir el aquí y ahora.
 
Os recomendamos ver las tres películas, y volver a leer este texto para reflexionarlo así con VOSOTROS MISMOS. Es tu camino, ¿decides que sea TU ELECCIÓN?
Si no es AHORA, ¿cuándo si no?
 

 
Si deseas formarte como COACH para ser un facilitador del cambio que otras personas necesitan en sus vidas: asturias@escuelaeuropeadelideres.com

SI deseas recibir SESIONES GRATIS por coaches en formación:
dcalvo@escuelaeuropeadelideres.com

Si deseas recibir ayuda en tu situación de vida complicada (afrontamiento, duelo, gestión emocional, gestión del tiempo...): ​
dhousev@gmail.com (666 908 999).


Autores:
  1. María de los Reyes Sánchez Sánchez (una PERSONA que también se ha equivocado al JUZGAR la realidad por ser como ES).
  2. David Calvo Temprano (una PERSONA que también se ha equivocado al JUZGAR la realidad por ser como ES).

Compartir en:
PELÍCULASPERDÓNCAMINOAQUÍ Y AHORACONSCIENCIAUNIDADTODOENERGÍACONEXIÓNAMOR