Cancer Coach

Qué es el COACHING

Imagen Autor
LA MÁSCARA Y NUESTRAS EMOCIONES
Lo que impide llegar a donde se desea ir y dejar de fluir.

Fecha: 15/12/2020

Imagen
NUESTRAS ETIQUETAS SE DEFINEN DESDE NUESTRO EGO, NO DESDE LA VERDAD:
Me llamo Arturo Enamorado.
-Laboralmente, director comercial según dice la tarjeta de visita, aunque realmente es ser vendedor, comercial, viajante, anotador de pedidos, escuchador. Un montón de etiquetas que todos pensamos que nos ofrece mayor importancia en este baile de máscaras que llamamos la vida.
-Deportivamente, un apasionado de poder transmitir en un apartado específico del fútbol una serie de aprendizajes al puesto más bonito del mundo en este deporte, el portero; tan bonito, que se le pone hasta una red para protegerlo.
 
El Arturo Enamorado en su versión 5.3 -ese tipo humilde y a veces valiente- es ante todo un aprendiz en un mundo apasionante que intenta conocer, entender y generar  emociones agradables en los demás. Esas emociones que cuando te calan en el corazón, las experimentas como un sentir de hermosas sensaciones, y te ofrecen una versión de la vida mucho más alegre y positiva.

LAS EMOCIONES NOS GUÍAN EN EL ETERNO CAMBIO E INCERTIDUMBRE (EL ORIGEN DEL MIEDO) QUE SUPONE LA VIDA:
Esas emociones que vienen creadas como respuestas a pensamientos, esas emociones que derivan en sentimientos cuando las reflexionamos conscientemente en nuestro córtex y que nos motivan a transformarlas en acciones, responsables al final de RESULTADOS: resultados de vida, resultados académicos, resultados de pareja, resultados laborales, resultados deportivos... resultados.
 
¡Qué bucle tan espectacular, un bucle que debemos conocer y saber manejar para tener una vida equilibrada y saludable! Y llegado a este punto, ¿qué nos ha ocurrido anteriormente para llegar a tener este bucle inconsciente que maneja nuestra cabeza?
La vida, la sociedad, y las personas son puro cambio. Es todo un cambio constante y es evolución constante, por mucho que creamos que preferimos no estar sometidos a cambios. La mente nos alienta a percibir la realidad como una “foto fija”, en la que tengamos certidumbre de lo que existe y basarnos siempre en la vivencia e interpretación del pasadoPero, ¿es esto cierto? Lo cierto es que no, que todo en la vida es puro cambio, o como diría el filósofo griego Heráclito: “Panta rei”, todo fluye, todo cambia: “Cuando me baño dos veces en el río, nunca es la misma agua la que me acaricia”.
 
LA VIDA DE LAS ETIQUETAS NO NOS REPRESENTA
 FIGURA. La imagen de las etiquetas NO NOS REPRESENTA.

NUESTRA VERDAD OCULTA: LA SERENA ALEGRÍA DE SER.
Este miedo al cambio, ¿a qué se debe? ¿Cuál es la razón para ese miedo? ¿De dónde proviene ese miedo?
 
Es fácil decirlo y difícil hacerlo pero entiendo que el ideal es que no ¿debemos? dejarnos llevarno queremos dejar que las cosas sucedan sin máspodemos hacer y buscar que nuestra pasión vibre y si es necesario luchar contra la corriente que solemos aceptar como lo real en nosotros para motivarnos hacia nuestro ideal... ¿Qué ideal? El que nos marque nuestro corazón, el que tenemos dentro, ese que nos da paz, alegría y equilibrio cuando le hacemos caso; ese que hace diluir al miedo como un azucarillo.
Nuestra verdadera esencia nunca está comprometida, solo oculta. OCULTA porque no la miramos -aunque siga ahí, siempre-, no la abrazamos y no sintonizamos en esa frecuencia en que vibra la alegría de ser en paz y serenidad.
 
 
LA LLAVE: CUESTIÓNATE TUS CREENCIAS HEREDADAS Y DA A LUZ TU IDEA DEL MUNDO.
¿Qué ocurre cuando cuestionamos lo que nos pasa, lo que nos interpretamos que nos ocurre? ¿Qué efecto mágico tiene sacudir nuestras creencias, instaladas en la versión 5.3?
 
Son creencias que hemos recibido desde tiempos ya inmemorables que parecen ya muy lejos y a la vez tan cercanos; creencias heredadas por nuestros mayores, nuestros padres, nuestros maestros, nuestros abuelos, nuestros amigos… pero generalmente no cuestionadas por nosotros.
 
Esas creencias del buen parecer y del buen hacer. Esas creencias de la lucha por encima de todo, incluso de uno mismo; esas creencias del bien y del mal (de lo bueno y de lo malo), de lo blanco y de lo negro; de lo correcto y lo incorrecto.
 
Esas creencias del “qué dirán” que son más importantes del “qué me digo”. Esas creencias que -lo sepamos o no- CREAN nuestra realidad tal y como la percibimos, pues ya nos suena haberlo oído, ¿verdad?: ¡lo que crees, lo creas para ti!, lo haces real en tu vivencia.
 
TU MÁSCARA (EGOICA) EXPRESA LAS CREENCIAS QUE CREES TUYAS. TU SER VERDADERO SE EXPRESA CON AMOR A LA VIDA:
Esas creencias se convierten en máscaras de lo que somos (o creemos ser). De lo que nos dicen de cómo debemos ser. Pero, cuando nos ponemos la máscara de como dicen los demás que debemos ser, ¿dónde queda nuestro yo verdadero?. ¿Acaso no es cansado vivir la vida de un “constructo mental”, dilapidando su función verdadera de ser quienes verdaderamente somos? ¿Me vas a decir que no eres consciente de no mostrarte a veces distinto a quien eres? ¿Dónde dejamos el valor de quitarnos la máscara y ser nosotros mismos?
 
La MÁSCARA es el personaje que mostramos a los demás, es un ser personal que está lleno de etiquetas mentales.
 
Nuestro SER VERDADERO es la verdad de quien somos -la expresemos o no- y no requiere defensas ni puede ser atacado, pero sí nos ofrece una vivencia de amor a la vida y armónica alegría de ser en expresión, porque nos mostramos como la expresión de nuestro ser.
 
Esas creencias que nos hacen poner el foco en “hacer” para que los demás -la sociedad, la familia, los compañeros de trabajo-, nos aprueben y nos digan qué buenos somos, qué formales y qué trabajadores somos.
 
Esas creencias que nos fustigan y castigan cuando no hacemos algo correcto y nos hacen sufrir y estar muy a gusto en el lamento y la pena... ¿por qué? ¿PARA QUÉ?
 
¡Qué importante es quitarse esa mascara! ¡qué importante es saber todo esto! Entenderlo para poder tener equilibrio y poder disputar un cuerpo a cuerpo mirando a los ojos del “señor miedo” y decirle que ya no tiene poder sobre nosotros, porque el poder soy yo: YO DECIDO a quién deseo expresar en cada momento, si a mis etiquetas en forma de mi máscara personal (=ego) o a mi verdadero ser con quien me siento en paz, alegre y feliz.
 
EL AMOR: EL SER VERDADERO EN LIBERTAD PARA EXPRESARSE.
Disputarle al miedo la lucha de esa creencia del cumplimiento y expresión externa es ganar la libertad de ser y cumplir con uno mismo desde el corazón y el amor. Ese AMOR que ofrece un comportamiento que nos hacer tener paz y servir a los demás. Ese amor que cuando lo ponemos al servicio de lo que hacemos, todo brilla, y nos hace sentirnos felices, como si -lejos de perder al servir al otro- el propio universo nos estuviera sirviendo a nosotros, y favoreciera que tuviéramos los pensamientos e ideas más geniales y las emociones más felices.
 
Creo que la clave es sentir a nuestro interior, ese interior que nos hará tener el equilibrio conociendo esas creencias para poder evolucionar y adaptarse al cambio. Porque amar la vida no es quedarse quieto, y vivir en paz, tampoco significa no hacer nada.
La vida es cambio, y amar ese cambio supone adaptarse a la incertidumbre de qué nos vendrá con la seguridad de la benevolencia del futuro -que viviremos siempre en cada “ahora”- y que podemos percibir con la apertura de la curiosidad por ver qué es lo próximo que podemos disfrutar y celebrar en la vida. En búsqueda del equilibrio, que sólo resulta del conocimiento interior y el estado de paz en nosotros mismos.
 
UN NUEVO PARADIGMA: LA CURIOSIDAD POR EL CUESTIONAMIENTO.
¿Aceptamos esas creencias porque las entendemos cómo beneficiosas, o queremos cambiarlas porque nos limitan, cuando las cuestionamos? ¿Somos conscientes de adónde nos llevan esos cambios? ¿Les tenemos miedo a esos cambios? ¿Qué emociones nos causan los pensamientos de esos cambios? Creencias, miedos, cambios… ¿van unidos? Frecuentemente , pero no necesariamente. Podemos vivirlos con curiosidad y no con miedo, pues ambas emociones surgen en nuestra afectividad interior cuando nos abrimos a algo nuevo: con las ganas del conocer, de la curiosidad; o con la aversión del riesgo, del miedo.
 
El cambio es un proceso necesario para la evolución y el crecimiento personal; para elevar la consciencia interior: la naturaleza cambia y el ser humano también. Es algo natural.
 
En ese cambio es importante saber y tener la máxima consciencia de cómo influyen nuestras creencias que llevamos grabadas a fuego desde la niñez y que podemos preservar y/o adaptar a nuestro yo en su versión actual. El resultado de esta adaptación en el mundo adulto supone un  aprendizaje de que de ese pasado ni hay que borrar ni hay que culpar, pues todo ocurre para algo, y de ese algo extraemos la notoria realidad que todos vivimos: tanto yo como los demás lo hemos hecho lo mejor que hemos sabido, pues, si hubiera sabido hacerlo mejor, sin duda me habría beneficiado de esa habilidad mejorada. Vayamos ahora por su encuentro, entrenémonos en mejorar nuestra habilidad para interpretar lo que nos ocurre y comprender y empatizar con lo que nos ocurrió. En paz y expresando la gratitud y el amor por lo vivido, aún cuando sin duda ha habido cosas que no nos resultaron agradables en su momento.
 
NUESTRA EXISTENCIA EN PLENITUD DE CORAZÓN: UN CAMBIO HACIA LA PAZ.
Que ese comportamiento y conducta pasados, esas acciones que hemos llevado a cabo derivadas de esas creencias, ese bucle de pensamiento incesante del que no éramos antes conscientes, nos permita ahora aprender a abrir nuestra mente y corazón; y no para el futuro sino para el presente. Para el aquí, para el ahora. Porque la mente puede comprender mejor, y el corazón puede recordarlo en paz, y una mente y corazón fundidos en uno es la mejor garantía de sentir nuestro ser en PLENITUD DE CORAZÓN: un cambio hacia la paz.
 
El cuestionamiento de nuestras creencias requiere saber cuándo son adaptativas a nuestra vida ahora y cuándo no, y eso solo nos lo pueden mostrar nuestros fieles guías internos: nuestras emociones. Aprender a identificarlas, aceptarlas, adaptarlas, promoverlas, amarlas y sacar nuestras emociones desde lo más profundo de nuestro ser es el camino de la autorregulación de nuestras emociones, precepto esencial de la inteligencia emocional intrapersonal, la forma más inteligente de comprenderse y escucharse a uno mismo.
Las emociones son la motivación para las acciones, y pueden ser favorables (promueven al crecimiento y la ilusión) o adversas para lograr nuestro fin (impiden el crecimiento), no por otra causa hablamos de la motivación: porque motiva a la acción.
 
NUESTRAS DECISIONES EN PAZ: EL ÉXITO EN NUESTRA ACCIÓN.
Conocemos nuestras emociones para descubrir nuestros sentimientos (=emociones conscientes y reflexionadas), para así tener unas buenas decisiones. Si conocemos nuestras motivaciones, nos ayudarán a cumplir nuestras metas y objetivos. Y todo ello sabiendo que por mucho deseo que tengamos siempre podrá aparecer “un “saboteador” que nos hará resistirnos al cambio, por ese atávico miedo al cambio que hemos comentado, pero que podemos superar con la serenidad desde la curiosidad por la apertura a lo nuevo.
 
¿Cómo saber que nuestras acciones irán en la línea adecuada? Si nuestra mente está en paz y nuestro corazón siente amor por lo que nos impele a actuar, podemos asegurar que estamos en plenitud de corazón, y sentir la certeza de que la acción que surja desde ahí saldrá de lo más coherente de nuestro ser, pues llevará lo mejor de nosotros mismos.
 
NOS RESISTIMOS A QUE NUESTRA MÁSCARA DEJE DE EXISTIR: NOS AFERRAMOS A NUESTRAS ETIQUETAS.
La resistencia es esa fuerza que obstaculiza los cambios, y que depende de la importancia -consciente o inconsciente- que des al riesgo que veas en el cambio: el riesgo para el mantenimiento de tu máscara de etiquetas egoicas, de tu ser personal aparente, de tu no-yo disfrazado de vida; aún cuando solo tú eres la vida, aunque la mantengas oculta en tu corazón.
 
Depende de la motivación intrínseca que tengas hacia ese cambio, y que habla de lo que llevas en verdad dentro; a diferencia de la motivación extrínseca que ansía “todas esas cosas” -muchas veces literalmente, pues son “cosas”- que te mueven a actuar desde algo del exterior (dinero, poder, fama, prestigio, estatus social, etc). Las motivaciones más auténticas siempre son internas, a veces silenciosas, pero se mantienen durante toda la vida, sin perder nunca su fulgor, aún cuando no las escuchemos para sentirlas brillar.
 
FIÉMONOS MÁS DE LO QUE SENTIMOS PARA VOLVER A VIVIR DESDE NUESTRO SER:
Debemos emocionarnos más y fiarnos de lo que nos dicen nuestras emociones (aún poniéndolas en perspectiva desde la mente). Creer más y mejor en nosotros mismos, sin sentirnos atados a una dependencia exclusiva de nada ni de nadie, aún cuando todos estemos en estrecha co-dependencia para la vida; pues un jardín no solo necesita las semillas y un jardinero, sino también el sol, la lluvia, los minerales. Un todo unido donde cada uno puede ser quien es. Y eso garantiza la armonía del todo.
 
Perdonar nuestras pasadas creencias y estar atentos a no seguir aplicándolas en nuestro ahora de forma inconsciente nos ayudará a vivir en la aceptación de la vida tal cual es, sin dejar de aspirar a mejorar las cosas, desde una visión pacífica, comprensiva y respetuosa por nosotros mismos y una auténtica empatía por los que nos educaron de la mejor forma que supieron y pudieron. Todos estamos en el mismo camino, aunque mostremos un estado evolutivo distinto. Así que, siguiendo la recomendación del maestro: “sé amable con todo el que te cruces, porque todo aquel con quien te cruces estará en la misma batalla interior que tú”.
 
    P  A  Z   


 
 Si deseas formarte como COACH para ser un facilitador del cambio que otras personas necesitan en sus vidas:
asturias@escuelaeuropeadelideres.com

SI deseas recibir SESIONES GRATIS por coaches en formación:
dcalvo@escuelaeuropeadelideres.com

Si deseas recibir ayuda en tu situación de vida complicada (afrontamiento, duelo, gestión emocional, gestión del tiempo...): ​
dhousev@gmail.com (666 908 999).

 
Autores:
1. José Arturo Enamorado Menéndez:
  • COACH en formación por EEL Asturias.
  • Director Comercial en OTM Sistemas.
  • Internacional SUB-18 con España.
  • Entrenador apasionado de porteros en CD Covadonga 2ºB y Responsable del área formativa de los porteros de la base y su staff
2. Dr. David Calvo Temprano (Director EEL Asturias, Coach de Salud certificado por AICM, Médico Radiólogo HUCA, Profesor Universidad Oviedo).

Compartir en:
MÁSCARAEGOSER VERDADEROAMORVERDADMIEDOCREENCIASEMOCIONESINTELIGENCIA EMOCIONALFLUIR